Mensaje Urgente

Publicado: febrero 16, 2006 en POESÍA JASS

He dejado pendiente una taza de café sobre la mesa del comedor porque sonó el celular y me picó la curiosidad de cómo resultaría contestar por primera vez no escuchar las voces nerviosas herméticas acristaladas de mis mensajeros y plantarme de pie con la mano izquierda en el bolsillo del pantalón mirando por la ventana forzando una conversación que seguramente ninguno de los dos desea de hecho yo no deseo y quien me llame si me conoce sabe que no voy a contestar y con esa misma seguridad y el diminuto discurso de menos de 30 segundos que tardó en hilvanar algo más de 5 minutos enfrentar mi silencio

-¿buenooooo?-
-joder carlos…-
-sisisi, ya se…-
-joder carlos… que sustos me das pensé que te había pasado algo…-
-jajaja-
-bueno llamaba para para… joder carlos eres un cabrón por qué cojones contestas te iba a dejar un mensaje-
-pos por eso-
-que te den pol culo cabrón vaya susto me has dado-

tutututututuuuuuuu

la taza de café sigue caliente sobre la mesa del comedor
enciendo un cigarrillo lentamente apago el celular me froto la panza

la urgencia de los taxis el griterío de los estudiantes en la escuelita pública de junto dos perros ladrándose como si se conocieran el piano de la ducha enmudece eva me llama desde el baño como todas las mañanas para que la bese antes de empezar a secarse a peinarse a vestirse y se vaya como todas las mañanas con la urgencia de una oficina desterrada en la azotea de un edificio inteligente

yo la beso en las nalgas y me llevo de regreso a la sala una gotita de lujuria en la punta de la nariz

comentarios
  1. Lety dice:

    ¿Ya ve Andréas por qué no se le llama? Ahora que me estaba animando, zas, me tira usted la inspiración al piso.

  2. Xamiru dice:

    Es lo bueno de los perros, siempre se ladran como si se conocieran 🙂

    Chido texto. Saludos mi buen.

  3. Silencio dice:

    Ahhh que pinche rico eso, una gotita de lujuria, que ahí se quede hasta la noche, aderezada por la propia lujuria se hundirá en el cuello y dará un fuerte respiro, el sistema respiratorio, y se dejará lujuria dentro de los pulmones, ne, deja que el pulmón lo deje caer dentro del torrente sanguineo y que el sistema circulatorio lo lleve a todos lados, que la lujuria se quede instalada en el corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s