Días de esos…

Publicado: marzo 24, 2006 en POESÍA JASS

De verdad que este mundo puede ser realmente hermoso, como las tardes de marzo con sol y lluvia, todo al mismo tiempo, como salir de paseo con tu chorba y que se te cuelgue del brazo y tu más chulo que un ocho enciendes un pitillo, la acercas de un jalón y la dices al oído que la amas, como estrenar buga o zamparse un cordero asado al horno con leña de encino y un jarro de clarete fresquito como una guinda

hay días de esos que podrían salir en una canción del serrat, en los que la cara de la gente realmente es hermosa, hasta el Camacho se enternece y se calla la boca, el Pellejos saca un viejo cuaderno y escribe un poema dice que es una canción, pero es un poema, un poema cojonudo, el Pellejos era poeta antes de ser yonqui, y lo sigue siendo, yonqui y poeta, lo que pasa es que no encuentra la espiración con tanto jaleo

Julita es siempre hermosa, pero estos días es realmente una verdadera peri; Julita es la hija de doña Luisa, lo vieja focaburra chismosa y fodolí que pone firmes a las escobas en la corrala del Orujo, pero Julita no, Julita tiene ese aire que tienen las reinas aunque pasen los años, pispa como rabo de lagartija, canela fina, la alegría clavel cascabelero del barrio, Julita casi no tiene tetas, apenas dos lunares bailarines debajo de la blusa, pero las jambas pulidas con leche de burra sostienen un bullarengue de primera: duro y redondo como una colmena.

Julita tiene casi 16 pero aparenta 18 o 19. No me acuerdo cuándo dejó de jugar a la comba en el patio del colegio enseñando sin pudor las braguitas blancas de algodón hasta la cintura, para pasar a sarmentar suspiros y erecciones con la tanga asomando risueña por encima del pantaloncillo pirata que se sostiene milagrosamente cuatro dedos por debajo del pirzin del ombligo, y por la retaguardia se deja visear dándose un garbeo una anchoga o delfín (como le dice ella) tatuado donde acaba el rosario del espinazo.

El poema del Pellejos habla de Julita, como todos los poemas que el Pellejos ha escrito este verano:

julia sostiene
el octubre con dos dedos
los cangrejos se encogen enfermos
debajo de la alfombra

julia se alimenta de familiares muertos
alumbra santos de metacrilato

julia jura sostiene la nieve
en perfecto equilibrio
sobre la mancha de nacimiento
que la cruza el ombligo

julia cocina el invierno del calendario
sostiene una cuchara de plata
espanta los perros de la fiebre
con una cuchara de plata

julia es una farola
fumándose mis nervios

julia me emborracho de orgullo
y me bebo el piano
julia tus manos me dieron este cuerpo
julia se inyecta mis tropiezos
julia naufragio de un barco

¡joder! a ver quien tiene los huevos pa decirme que el Pellejos no es un poeta cojonudo

comentarios
  1. Silencio dice:

    Julia es un conjunto de fractales parametrizados por un número complejo.

  2. Lety dice:

    Andreas sólo vine a decirle que siempre le recuerdo con afecto, aunque usted no.

  3. Oiga, por cierto, se me fue el avión y no le rolé mi abrazo aunque sea por aquí. Y disculpe usted la falta en La Araña. Le dijo Silence, no? Sí que le dijo. Nos hubiera dado harto gusto verlo a usted, Nasty y la Drop por allí, pero bueno, maese, pa la próxima, ya me voy, otro abrazo.

  4. Trampa dice:

    a veces me olvido de la importancia de los cojones
    pero por suerte usted
    cuando vuelvo me lo recuerda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s