LA CAMISA DEL DIABLO

Publicado: junio 19, 2006 en POESÍA JASS

“Esta novela (primera y última del autor) nace de la fusión editorial de seis cuentos autónomos, concebidos para rellenar una columna en la sección de nota roja de un periódico local.
Después de largas charlas con su amigo y editor Gabriel “Gabo” Racho, coincidieron en la necesidad de darle un habbeas corpus a este enigmático (y a veces demasiado explícito) periplo de lugares en blanco y negro y personajes ocres y mordaces arrancados de una postal valleinclanesca.
Este es el resultado de más de cinco años de trabajo dedicado y delicado; y al mismo tiempo, el despertar de la nueva narrativa borgiana (o borgesca) y delictiva de la España que nunca se durmió en los laureles porque dormitaba en los lagares y en las bodegas esperando su momento y su lugar.
Este es el momento y el lugar de Carlos Orujo; espero que lo disfruten tanto como yo lo he disfrutado.”

Extraído de una entrevista con Ricardo Méstico, Premio Roble de Literatura, para la revista semanal HOLA, N° 69 (Número Especial dedicado a la medicina forense), el 26 de marzo de 1973, respondiendo a la pregunta ¿Cuál es tu color favorito?.

AGRADECIMIENTOS
Para Itziar por su paciencia y que cumpla muchos años a mi lado, a Guillermo por las noches en vela, a Pablo mi hijo: el sabe por qué, a la Cantina de Los Corajes y especialmente a Iñaki el dueño: por las noches “a cuenta de la casa”, a la señora de las quesadillas de la Calle Tres y a Juanjo, que siempre tiene una botella de vino para celebrar que no pasa nada; pero sobre todo a mi familia que me dio de comer cuando tenia sed y de beber cuando tenia sueño, y a mi mamá porque cambiaba las sábanas todas las mañanas esperando que esa noche sí fuera a ir a dormir a la casa: gracias mamá, mañana paso a recoger las camisas, espero te hayas acordado de plancharlas (la azul de rayas la voy a necesitar el martes para la presentación de mi primera novela policíaca).

PRÓLOGO
Era inevitable

PUNTO Y COMA
Se lavaba las manos cuidadosamente sin apartar la vista del espejo

PUNTO Y APARTE
Encendió un cigarro y llamó a su abogado.

DOS PUNTOS
Respondió la voz grabada de una mujer con un mensaje desalentador:
-Le quedan dos minutos de tiempo aire…-

ENTRE PARENTESIS
Sabía que no era suficiente para hacerles entender, pero dejó que la llamada se llevara a cabo.

PUNTO Y SEGUIDO
Por un momento los pechos de la mesera hicieron que se olvidara de todo.

PUNTO FINAL
Pidió otra cerveza y se sentó a esperar que le regresaran la llamada.

EPÍLOGO
Nunca debí haber salido de aquella casa.

NOTA A PIE DE PÁGINA (N. del A.)
Ni la cerveza era tan fría, ni la mesera tan caliente.

comentarios
  1. (SIGNO DE INTERROGACIÓN)

    los cigarros estaban en la chaqueta

    (SALTO DE PÁGINA)

    Sé que no te he visto en años, pero ábreme la puerta, eres mi única…

    (FLASHBACK)

    nunca me gustó regalarle flores, y menos que se las regalara alguien más

    (CLÍMAX)

    Mientras su voz aumentaba de volumen el vecino de arriba tocó en el piso para que dejaran de hacer ruido.

  2. Planteamiento:

    Existe un niño elefante.

    Problema:

    Esta muy pinche feo

    Desarrollo:

    Desfigura a todos para no ser el único feo.

    Solución:

    La Maria Joaquina lo acaba con un tenedor de plástico.

    Epilogo

    No existe justicia divina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s