LEJOS DE CASA, UNO, DOS Y TRES

Publicado: junio 2, 2007 en POESÍA JASS

I

lejos de la casa

moteles en singapure
o la condesa

paredes de aluminio
no puedes pedir auxilio
no puedes esperar ayuda
escasea el alcanfor
la cerveza apesta
y en la televisión repiten
una y otra vez
mañana tarde y noche
el capítulo 13 de la Casa de la Pradera
desnudos
todos han perdido la ropa en una apuesta
negros que no conocen el blues
pasean descalzos
desnudos
los negros
espantan palomas
con sus negros badajos

lejos de casa
las ventanas son una excusa
para salir volando
las puertas
las ventanas
los aviones giran
alrededor de las bombillas
me gustaría saber qué piensan los pasajeros:
si estaban conscientes de que un avión no es una excusa
igual que yo se que una botella de vodka no es una excusa

cigarros y negros en pelotas

no es una noche como otra cualquiera
no es la noche que uno espera tener un viernes de quincena

correr
correr como si el diablo supiera de qué pie cojeas

lejos de casa
hablando de escribir en blanco y negro
fingiendo que el vino es griego
y que los pendejos de la mesa de junto
son auténticos exegetas
pero nosotros sabemos
que tienen que sentarse para poder mear
porque su madre y su segunda esposa
tenian huevos
huevos de esos que se miden con los brazos abiertos

lejos de casa comprar cerveza light
camel filipino y sopa maruchan para celebrar la madrugada
como dios manda
y dios se caga de la risa
y el mesero nos ofrece una mesa cerca de la puerta
y las flores que decoran el vaso tequilero
huelen
y entra el travesti y la vieja mueve sus tetas con desenfreno
y tenemos una buena razón para salir corriendo
y el priapo de la derecha
estrella un plato contra el suelo
y la profesora de metafísica
se ruboriza hablando de nada
y sacamos los tenedores
y escondemos los ceniceros
cambiamos de tema
y el hijodeputa con barbita de chivo
explica sin tapujos
la cobarde relación de shakespeare y la noble nación noruega

gimen las axilas de la gorda
el amigo de la cola de caballo aplaude
yo sonrio
B.
enciende un cigarrillo
los calamares a la romana
tiritan de frio
en el jodido restaurante griego
me cago de miedo

lejos de casa

costumbres extrañas
ritos consagrados
me niego a tararear
la oscura historia de masiosare
con ritmo de tambores y caca de caballo albino
…cañones…

lejos de casa
pablo duele en los dientes
los dientes
a veces es necesario abrir camino con los dientes
despejar la maleza a dentelladas
arrancar mosáicos suavemente
con los colmillos

lejos de casa
la ubre mana alquitrán
la televisión transmite
pléyades torneadas por el escorbuto
un hombre solo
es un naufragio
un hombre solo
no va mas allá de su ombligo:
bebe y bebe y vuelve a beber
sombra con sombra se abriga
duele la mano y la espalda
se cicatriza

lejos de casa
junio puede ser
un hueso demasiado duro de roer
una camisa de fuerza
un rio vertical
una hembra entreabierta
digo
no soy nada
mas allá de mi ombligo
bebo
fumo
camino en círculos
duermo solo
ano calcinado
mis preguntas
se llenan de pájaros

lejos de casa
duelen como hijos
los rotos
y duelen
tambien
los descosidos

II

ya he dejado los caballos fuera de casa
juro que no vuelvo a entrar en el dormitorio de nuestros hijos
montado sobre un caballo
lo juro

necesito que me perdones

no entiendo de alfombras
ni de cortinas romanas
no se nada de manteles cojines sábanas
colchas bufandas
sueteres de lana
no se nada de las cosas
importantes
los inviernos siempre venian uno detrás de otro
apenas una llamada de teléfono
a finales de septiembre
para pedir perdón

necesito
que
me
perdones

no voy a decir una sola palabra
en mi defensa

las excusas parecen peces de colores
y a mi no me gustan los peces
te lo he dicho mil veces
nada de peces
nada de perros
nada de animales con mentes retorcidas
nada de costumbres que te llevan al matadero
o a comprarte una camisa de flores

necesito
un
poco
de tiempo

tomar aire
retomar los surcos
que lame el barbecho
reconocer el dolor
cuando lloran lejos de la casa
lejos de la cama
lejos de ti y de mi

porque doler
es sacarle un corcho a la costumbre
dejar que se derrame
esperar que cierren la pestaña
los rios
y
las ciudades con mar
se sienten sobre las rodillas de una anciana

luego
empezar a rodar calle abajo
escribir en la puerta de los baños
inventar un avión que te lleva lejos lejoslejoslejos
y vienes tu
y se enciende una luz
y se me quitan las ganas de salir corriendo

cansa creer
que la casa de uno
es solo un árbol
un viejo dormido sobre una piedra
algo que sangra cuando sale el sol
o llora mimbre si no viene la teta corriendo
a pedir perdón

joder!!!
llevo tres dias pidiendo perdón
y no se tu nombre

hacer daño
hacer daño
y quedarse sin barcos

escribir un poema
vender recuerdos
pintar monas
saber la respuesta
beber incienso
perder a dios en un concierto de nirvana
gritar el nombre
gritar conejos
saber una cosa pequeña
y olvidar el resto
tener los huevos para rezar de rodillas
tener los huevos para salir corriendo
tener los huevos
tener los huevos
y olvidar tu nombre
para que un funcionario
lo llene de muertos.

III

comentarios
  1. 2046 dice:

    Es lo que haría que quien está dentellado de rabias y dolor se detenga a mirarse leyendo, palabra por palabra sin el dulce que las vicia.
    El perdón: esa cola oscura de la culpa.

  2. Lejos de casa, durmiendo en ella, comiendo en ella, cogiendo en ella, sin desempacar las angustias de niño, los pesados cadenales como rosarios de mierda y cabello, todo en maletas listo para que casa regrese, para sentir que tal vez siempre estuve fuera que nunca tuve casa, que toda la casa es un pedazo de placenta seco que se comieron los perros fuera del hospital hace más de treinta años.

    Bueno don

    Si no me voy a hacer ese aplazado viaje a a veracruz seguro que nos vemos

    bechos y abachos, pasele los bechos a Nasty por la mejilla buena.

  3. Jorge F. Camacho dice:

    Eres un chingon, mi estimado. Sin palabras.

  4. Gracias viejo,gracias por la visita

  5. Jorge F. Camacho dice:

    Mi hermano:

    Cada que me siento fuera de casa, regreso a este poema. Me transporta a tiempos mejores, condeseros. Yo tenía una casa, entonces, y una gran vida. Hoy tengo vida, y doy gracias a Dios por eso. Pero todo lo demás, ja… Sale sobrando decir qué es todo lo demás. Recuerdo, solamente, haber perseguido colas de cometa por dondequiera, y haber encontrado, al final, nada más que oscuridad.

    Tu amigo Camacho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s