XXX

Publicado: noviembre 5, 2007 en POESÍA JASS

Y que traten de reconocerte
por el sonido
que hacen los cigarrillos
que te fumas
cuando se retrasan un par de pasos
para mear tranquilamente
sobre una esquina llanta de auto calcinado

y esperar que entiendan
que algo de ternura en este caso
no implica tener un ego hipertrofiado
supongo
apenas comezón de la ternura misma

y los que se hacen viejos lamiendo
la nalga mojada de las botellas de cerveza
la mesa
y escarbando cigarros en un bolsillo que no tiene madre
digo
no tiene donde tocar fondo
por eso que
las manos se ahorcan sin querer no mas
que no saben salir sin jugarse el pescuezo
pobres
manos
pobres manos

dan algo de tristeza
también
pena
digo también
los que agitan las branquias para respirar
y quieren su espada de madera
y les dan pura verga
rosada acantilada concurrida
resplandeciente
puritita verga

que me perdonen
yo no soy no mas
que la penúltima palabra
algo parecido a una vieja promesa
que se rompe cada mañana:
tengo miedo
no duermo solo
bebo menos
no duermo tanto
esquivo mejor las mareas y los acantilados
amo a la misma piedra Itziar que me ama
me arrodillo para aprender a escribir
respiro de sus ojos tristes de mi Pablo
no tengo fe
ni callo
ni tacto
pero
ya no me pierdo
ya no salivo a discreción
cuento cada gota como si fuera
lágrima

lapo a lapo
camino incierto de cascajo
ya no me detengo
ya no
ya
no
porque
tengo la frente llena de dedos
los codos cuarteados
mis palabras nacen crecen cogen
a veces se multiplican sin control
y mueren despacio:
tampax que flota resuello
sobre una ola
y luego se va
y luego nada más nada

pero no descansan
nunca
los que tienen piedras en la vaina de la lengua
los que crecen en las esquinas donde nada crece
bolitas de pelo acaro pielseca de nalga codo verga
de vuelta al trabajo

qué mas puedo decir
coincido con el retrato robot
que dibujaron sobre la servilleta mis huérfanos
y nada digo
porque ya cicatricé las caries
ya tengo dientes nuevos
donde antes solo crecían corazón pulgar meñique
y llenaban de cardo mi barbecho

antes de la malaestrella sabía
que miga de pan
era suficiente para que te odiaran o te amaran
ahora vuelvo a saber
porque les veo
cómo
caminan de espaldas sobre la curva de un cuchillo desafilado
culpa mellada
y miedo en las entrañas
hocico pegado al culo de una perra hinchable tamaño natural
asombroso parecido con la perra realidad

y tu y tu y ella
bueno ella no
porque ella sabe
y sabe que no puede ser posible tanta casualidad

vamos venimos volvemos regresamos
la mesa está servida
la araña se cierra de patas
y todos
absolutamente todos
comen de su entraña

comentarios
  1. Alejandro dice:

    Ahhhhhhhhhhhhhhhhh tantas imagenes, es tridimensional hasta llegue a oler la cerveza, y sentir el viento del mar.Y me quedo con los que crecen en las esquinas que nada crece… ese paisaje lo he visto varias veces.Bahía Blanca.Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s