VIERNES INCOMPLETO

Publicado: enero 21, 2008 en POESÍA JASS

I
El pequeño malaestrella
que tiene los mismos ojos que su padre
los mismos dientes

los mismos hermanos
la misma
mala estrella
duele que duele
aquí te pondremos cangrejos en los dientes

y yo le digo a todos nuestros hijos:
-si tienes hambre o tienes frio…
si tienes hambre o tienes frio…
deja los calcetines debajo de la cama y muérdeme el ombligo…-

si tienes hambre o tienes frio
ya sabes
que soy
un árbol
sabes que soy uno de esos árboles
que se sienten orgullosos
de los nudos
de los nidos
de los rizos

soy de los viejos que dicen
que no hay nada sin prejuicio

te espero malaestrella
te espero despierto
nadie va a venir
a dormir tu esquela.

II

Y luego de echarte de menos
un dia entero
un dia entero
y una noche que se encoje:

cada tres horas debo tomar mi medicina
cada tres horas debo mirar para atrás
y llenar los saleros

estoy solo

eso lo se
pero no quiero que me vuelvan
a enseñar
ninguna de sus caricaturas:
cruces con dobladillo
dioses sin estribillo

estaba cerca
de entender
qué era estar solo para toda la vida
y me acerco
y te huelo
y juego a las canicas
con los pocos huevos que me quedan
y juego
y te digo que te voy a hacer unos con tocino
y que te voy a traer algo que te deje de doler el ombligo

ya se que te duele porque se desgarra
ya se que te duele

porque estamos subidos mas de tres
en esta parra

a mi me duelen
como si los pusiera cerca del sol
como si dejara que se expusieran
adornos de navidad
sobre la espalda de un camello:
viejo potro que no sabe de payasos
ni extremas duras
nada sabe que se tarareee
nada sabe
como yo se que se tiene que poner de pies
el semental dorado
mi bucéfalo
mi dulce cuáquero
mi suave rinoceronte
el babieco eniesto

la docena de palabras
que me callo.

III

Y luego tu
y ella
y los niños que la tararean
y la tranquila necesidad de hacerme viejo
y la misma cadencia de un campanario sin bosquejos

te extraño

lo digo a oscuras para que nadie se entere

tengo un ratón que me avisa cuando se acaba la sal
tengo un canario que se ahoga de rezar

ese soy yo
piedra y cantera
cenicero y sobremesa

ese

ese soy yo

podría llorarte en la raíz de los huesos
podría lamer con saña
toda tu estepa delgada
de linde a linde
de sangre a sagre
de retama a retama

podría decirte al oído de tus dedos cuando me saludan
que estoy perdido
y miento
que estoy solo
y miento mas
que estoy jodido
y no es cierto

tengo una calaca
que se enciende y se apaga
tengo una linterna que me lleva a la playa
tengo barcos hundidos
y tengo hermanos dormidos
tengo del lagarto la corona
y de alicia el espejo
tengo canciones en los dedos
y no se me duermen los pies
cuando te tarareo

cráneo previlegiado decía inclan
inclado de rodillas
mis dueños tienen también todo mi dinero
te digo que te extraño
y se me salen del corral
los siete mandamientos.

IV
Recitaba de memoria hasta el ruido de tu coño
tus pechos que nunca se acaban…

las rendijas de tus pechos que nunca se acaban:
pezones quebrados
como la triza
de tus ojillos pajareros

laderas que se pliegan y juegan a ser niños mas mayores
que se tiran con cartones por tus costillas
y se mueren de la risa
cuando no llega el camión de la pescadería

yo quería ponerte cerca
de una de esas situaciones
que se pueden describir en tres o cuatro palabras
asi como:
tengo razones para amarte
o me voy con todo y la cadena del ancla
a cavar surcos donde no me llaman…

en fin
digo
que se me ponen cocodrilos los ojos
y te veré el viernes con traje de domingo…

como dios manda

con las manos
clavadas como fierros

a los nudos de los tobillos.

V

Se me quedan tus canciones
grabadas a la navidad de mis vecinos

se me quedan las canciones
congeladas cerca
de la cadena de del baño

y por qué no canto es una diáspora
y mis manos se llenan de nada
cuando intentan acariciar tus tetas
calaveras
que siempre sonríen

que siempre sonríen
y nunca se callan.

una vieja aplaude
la ballena sonríe
los enanos se muerden las rodillas

te muerdo los ojos solo pa mirarte

caballos que saben tu nombre
antes de tirarse al vacío:

muerte callada que siempre relincha
muerte sonámbula que se deja llevar

me dejo llevar
y no alcanzo a tocarte
muerte chiquita
como todas las muertes.

comentarios
  1. Alejandro dice:

    Tal vez Adolfo Bequer tendría que haberte leido!!!!! maldita maquina del tiempo que solo funciona para adelante… mi comentario no va a adularte, aunque quisiera… sería agrandar tu ego. hoy me limito a aplaudir.Alejandro.Bahía Blanca.Argentina(seguimos estando muy al sur sin definirnos, nos sigue pisando tu norte)

  2. cristian dice:

    chiquita pero matona. la muerte. digo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s