Mundo toro

Publicado: abril 10, 2008 en POESÍA JASS

Conozco a los de su calaña…

vienen y van

piden prestado

entran dando gritos

salen de puntillas

beben  en una esquina

fuman cerca de la ventana

huelen las costuras de las braguitas tangas

a 3 metros de distancia

se relamen

sonríen

levantan una ceja

inclinan el vaso

abanican la sección de deportes del periódico

se sacan con la uña del pulgar

la hebra de chorizo

de entre los dientes

escupen

se acarician la frente

miran alrededor

toreros

después de una gran faena

y aplauden siniestros

tanta coincidencia

 

son la malaestrella

el barbecho

la camisa sin botones

el ruido de las entrañas

 

malaestrella

mala digestión

voces que rezan

sobre un escalón de aceituna

 

reinas

consortes del after-agüers

pupilas condenadas al aburrimiento

putas desmadejadas

yonquis de fácil acceso

terrenos baldíos

estupefactos caballos deshuesados

 

los conozco a todos

por su nombre de pila

jato chuko negro oso

chufo abuelo zapas

 

pólvora mojada

sobre la espalda de la madrugada

 

canciones talladas

cassetes de gasolinera

estribillos enfermos

 

los perros lamen el anzuelo

 

su carne se seca al sol

como un libro de cocina

 

un tren sin ruedas

una tarde desprovista de raspas

una estufa redonda

un sol de lana

 

dioses cansados de escribir villancicos

el hocico del camello

los dientes del gusano

 

piedad

piedad

piedad

 

un dolor que se trepa

por el cuello de la camisa

una muela floja

que sostiene

una noche llena de estrellas

un cielo cojo

un cordero mordido por la fiebre

 

los conozco perfectamente

y ellos me conocen

 

saben de la vez aquella

que me quede sentado esperando que algo pasara

clavando a las hormigas por el corazón

contra una pared de adobe

y nada pasaba

las hormigas se aburrieron

y se fueron a jugar cartas

al tejado de junto

donde hacen trampas los perros

y se apuestan esquinas

las putas y los payasos

 

gozan de ciertos privilegios

los monaguillos

pero la verdad es que

la noche que nos devora

nos saca a patadas de su coño

 

regresamos al coño de la otra puta

la que te lame los huevos en invierno

la que arranca cascabeles de los ojos de los niños

la que duerme cuando nadie duerme

 

pero esa es otra historia…

 

yo quiero hablar de los gatos reducidos a cenizas

mediodías asfaltados con plumas de culibrí

 

la tarde de los justos

y justamente

en esa misma tarde

prefiero caer redondo

y dejar que me desvenen los ojos

 

porque roza la piedra sobre la que descansan los cangrejos

donde vive la reina mora

y se dejan morir los insectos

comentarios
  1. Silencio dice:

    esos mismos, no se, me esperan, en la oficina, con las charolas de comida, siempre los mismos chistes, siempre la misma vida, siempre la muerte, la cercana muerte.

    Demonios…

    Saludos

  2. la misma puta muerte… ni pintándola de colores se alegra la puta calaca…jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s