Los tristes arden mal

Publicado: enero 19, 2009 en POESÍA JASS

Me estoy secando

cada día una rama

 

sin palabras

sin cuerpo donde barbechar y dejar que se acabe este duro

duro y largo

duro y largo y frío invierno

 

palabras pegadas a un auricular

palabras devoradas

sin recibo

sin vuelta de hoja

sin posibilidad de regresar

 

me estoy secando

pronto tendré los ojos preparados

para cerrar botellas de vino

 

no me puedo dejar llevar

no sopla el viento

y los ríos están tiesos

como la lengua de los muertos

 

no hay nadie al otro lado

ni voz

ni eco

ni espejo

ni ventanas para pegar la nariz

o arrojarse con los brazos abiertos 

no entiendo muy bien la lógica de los relojes

que llegados a este punto

se deshacen de las horas

como si fueran hijosdeputa

y no tuviera nada que ver con ellos

 

 

comentarios
  1. Eduardo dice:

    el árido y mortecino atardecer en esa orilla, es frío, un frío incomodo, una luz que no da para vivir, solo para quedarse tirado, ovillado, esperando que la noche, la nevada pase pronto, el cuerpo es mentira, el cuerpo traiciona quedandose los nervios con el adn de alguien más, el cuerpo duele, grita, decian que los seres superiores separaron su consciencia de el cuerpo putrefacto, tal vez andamos en eso, pero nadie nos ha dicho como salirnos del cuerpo, para que ese se quede en la orilla y podamos ver el espejo que hace el agua helada, quieta, sin que el físico, el cuerpo físico, genere ondas que solo van a quitarnos la calma donde la calma está gobernando

    saludos carnal !

  2. Summer"68 dice:

    ¿Un hombre de mar como usted?,¿ Con esos caminos acumulados detrás de cada ojo? no lo creo…no en esta vida.
    Un abrazo, extranjero!
    Nina.

  3. NO TE SALVES de Mario Benedetti(Uruguayo)

    No te quedes inmóvil
    al borde del camino
    no congeles el júbilo
    no quieras con desgana
    no te salves ahora
    ni nunca
    no te salves
    no te llenes de calma

    no reserves del mundo
    sólo un rincón tranquilo
    no dejes caer los párpados
    pesados como juicios

    no te quedes sin labios
    no te duermas sin sueño
    no te pienses sin sangre
    no te juzgues sin tiempo

    pero si
    pese a todo
    no puedes evitarlo
    y congelas el júbilo
    y quieres con desgana

    y te salvas ahora
    y te llenas de calma
    y reservas del mundo
    sólo un rincón tranquilo
    y dejas caer los párpados
    pesados como juicios
    y te secas sin labios
    y te duermes sin sueño
    y te piensas sin sangre
    y te juzgas sin tiempo
    y te quedas inmóvil
    al borde del camino
    y te salvas
    entonces
    no te quedes conmigo.

    Un abrazo desde el sur del continente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s