“Il n’y a pas de hors-texte” II

Publicado: julio 21, 2009 en POESÍA JASS

El barullo de los acontecimientos está empezando a imponerse a la lógica del relato. La llamada del bolopo, el mensaje de la chica del coro, mañana tengo que echarle una mano a Caronte con sus movidas, mónica que se echa a volar y no se dónde cojones para, J. que me ha tirado a los leones, Majo que sigue pensando que soy una mala idea, winnie se esta rasurando el hocico del coño en este preciso instante a 376 kilómetros de distancia, Estrella me ha escrito un mail esta tarde, sigue igual de perdida que hace 6 meses, no digo nada, solo quiero que me devuelva las camisas de manga corta antes de que se acabe el verano.
Lilith se ha escarificado la pantorrilla derecha esta mañana, veo la fotografía que ha subido a su blog y me duele hasta el tímpano, me gustan los tatuajes, pero la escarificación, al menos en su fase inicial… demasiada carne cruda, demasiada carne herida. “Matriarca de una comarca feroz” dice, yo no digo nada, miro la carne abierta y trato de imaginarme un dolor que salga del alma y se ponga a tirar de la piel hasta dejarla con tanga rosa de carne mechada.

El barullo de los acontecimientos… escribir en tiempo real es una droga viva, una cuña de metanfetamina detrás de la oreja, todo está pasando en este momento, no hay necesidad de inventar, peinar los campos de arroz en busca de un tampax, sucede, y eso atenta contra la materia, el ritmo y el entramado que da sentido y equilibrio a los cuentos y los cuentos que se suben a los cuentos y llaman novelas. Pegar la oreja a la pared y escuchar al vecino cortándose las uñas de los pies: la historia sin historia, la narración de los hechos en estado puro.

Tiempo real, tiempo fuera, tiempo muerto, tengo todo el tiempo o el me tiene a mi de los huevos. Una vez que suspendí la producción poética, ayer; hoy me he puesto manos a la obra: desmontar el escenario es tan apasionante como tirar de las tramoyas entre acto y acto. Derrida cantando jotas, reconstruyendo la tradición, anticipándose la temblor, la autonomía del signo respecto a los significados trascendentales, negar que la escritura solo remita a sí misma y agitar los testículos de un toro como la sombra del toro o la sombra del dolor del toro, o el dolor que hace sombra de los toros, o los toros buscando la sombra cuando les duele.

comentarios
  1. blanca dice:

    qué es un bolopo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s