LEJOS

Publicado: junio 8, 2010 en ópera de la malaestrella

lejos de la casa
moteles en Singapur
o La Condesa
paredes de aluminio
no puedes pedir auxilio
no puedes esperar ayuda
escasea el alcanfor
la cerveza apesta
y en la televisión repiten
una y otra vez
mañana tarde y noche
el capítulo 13 de la Casa de la Pradera
desnudos
todos han perdido la ropa en una apuesta
negros que no conocen el blues
pasean descalzos
desnudos
los negros
espantan palomas
con sus negros badajos

lejos de casa
las ventanas son una excusa
para salir volando
las puertas
las ventanas
los aviones giran
alrededor de las bombillas
me gustaría saber qué piensan los pasajeros:
si están conscientes de que un avión no es una excusa
igual que yo se que una botella de vodka no es una excusa
cigarros y negros en pelotas
no es una noche como otra cualquiera
no es la noche que uno espera tener un viernes de quincena
correr
correr como si el diablo supiera de qué pie cojeas

lejos de casa
hablando de escribir en blanco y negro
fingiendo que el vino es griego
y que los de la mesa de junto
son auténticos exegetas

lejos de casa
comprar cerveza light
Camel filipino y sopa Maruchan
para celebrar la madrugada
como dios manda
y dios se parte de la risa
y el mesero nos ofrece una mesa cerca de la puerta
y las flores que decoran el vaso tequilero
huelen
y entra el travesti gritando
y el príapo de la derecha
estrella un plato contra el suelo
y la profesora de metafísica
se ruboriza hablando de nada
y sacamos los tenedores
y escondemos los ceniceros
cambiamos de tema
y el idiota con barbita de chivo
explica sin tapujos
la cobarde relación de shakespeare y la noble nación noruega
gimen las axilas de la gorda
el amigo de la cola de caballo aplaude
lejos de casa

lejos de casa
Pablo duele en los dientes
a veces es necesario abrir camino con los dientes
despejar la maleza a dentelladas
arrancar mosaicos suavemente
con los colmillos
lejos de casa
la ubre mana alquitrán
la televisión transmite
pléyades torneadas por el escorbuto
un hombre solo es un naufragio
un hombre solo
no va mas allá de su ombligo:
bebe y bebe y vuelve a beber
sombra con sombra se abriga
duele la mano y la espalda se cicatriza

lejos de casa
junio puede ser
un hueso demasiado duro de roer
una camisa de fuerza
un río vertical
una hembra entreabierta
bebo
fumo
camino en círculos
duermo solo
mis preguntas
se llenan de pájaros
lejos de casa
duelen como hijos
los rotos
y duelen
también
los descosidos

comentarios
  1. Yo dice:

    Ningún avión es una excusa. Ninguna distancia, carrera, huída, nos libra de uno mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s