destronado

Publicado: junio 28, 2010 en POESÍA JASS

La marea llega hasta el ojo de la cerradura
esto sucede a veces
cuando arden los cuchillos y se mancha de brea
la cuerda del horizonte

he dejado que se duerman los grillos
esta noche
toda la noche
en la azotea de uno de los viejos poemas
uno de esos que habla de lo que otros dicen
cuando me quedo paralizado junto al refri
en la fiesta de una desconocida
que acaba de perder su trabajo

he abierto dos cervezas de una vez
con el callo del encendedor
llevo un collar de calacas
que sonríe
cada vez que enciendo un cigarro

nos comerán los leones
pero eso acabará con la trayectoria
de este pinche circo

deberíamos dejar que hicieran su trabajo
y nosotros olernos
mientras tanto
sin esperar nada
sin hacer preguntas
y todas las respuestas
silenciadas por el motor
del aire acondicionado

de algo estoy seguro:
el sombrero será mi mortaja
y París el campo de trigo
que soñaba cuando tenía 17 años

comentarios
  1. Q dice:

    ¡Quien tuviese el don de la inmovilidad, la capacidad de no hacer nada mas que oler la muerte del otro mordisqueando debajo del ala del sombrero tras la que se esconde el brillo de diamante falso de unos ojos que saben llorar y no quieren, la nobleza destronada que camina por las calles sucias y se mezcla con los otros, con nosotros, conmigo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s